Damaris es una jovencita muy puta que ha venido a purificarse y es que quiere cambiar, se quiere volver una niña buena, así que fue a la iglesia del Padre Terry que con su sabia sabiduria supo tratar este raro caso, con su enorme polla le follo la boca, se la meti por el coño y hasta por el culo, luego le hizo un baño de purificación, con una gran corrida facial... Jovencita follando con un padre